Frases

  • Sigue las instrucciones y cumple las normas. Si no las conoces pregunta. No improvises.
  • Presta atención al trabajo que realizas. La prisa es el mejor aliado del accidente.
  • Actuar de forma segura en todas las actividades de la vida debe constituirse en hábito.

Coronavirus: ¿Qué medios de prevención debe instaurar el responsable de HSE?

19334118_xl.jpg

Incluso en caso de pandemia, los empleadores tienen la obligación de proteger la salud y la seguridad de los trabajadores de la empresa. ¿Pero qué puede hacer el responsable de QHSE? ¿Qué comportamiento debe tener? A continuación, le compartimos recomendaciones necesarias para prevenirlo.

Como recordatorio, el empleador tiene la obligación de asegurar la protección de la salud y la seguridad de los empleados. Por lo tanto, le corresponde hacer todo lo posible para proteger a sus empleados de este virus durante sus horas de trabajo.

En el caso de una epidemia, puede, por ejemplo, pedir:

• Promover los intercambios a distancia.

• Limitar el contacto físico (abrazos, apretones de manos).

• Animar a los empleados a lavarse frecuentemente las manos.

Pero estas son recomendaciones del Ministerio de Salud y Trabajo, nada es obligatorio. Depende de cada empresa recomendar o incluso imponer lo que considere más relevante.

Como responsable de HSE, ¿qué tengo que hacer?

Como responsable, su papel es tranquilizar al equipo. Para ello, por ejemplo, comunique la información del Gobierno o de la Organización Mundial de la Salud directamente en su intranet corporativa. También puede pasar las preguntas de sus empleados a la medicina laboral si no encuentra las respuestas adecuadas.

¿Por dónde empezar?

Para gestionar mejor las situaciones de riesgo es necesario basarse en los principios generales de prevención. Empezar por consultar a los órganos representativos del personal permite adaptar las medidas más pertinentes para hacer frente al riesgo.

Puede ser apropiado ponerse en contacto con el Departamento de Medicina Laboral para determinar las medidas más adecuadas desde el punto de vista médico. Por otra parte, su función también consiste en actualizar el documento de evaluación de riesgos con los detalles de las medidas preventivas aplicadas.

¿Qué EPI tengo que proporcionar?

La transmisión del coronavirus (COVID-19) se produce a través de las vías respiratorias, el contacto con las manos y el intercambio de saliva. Se transmite por contacto cercano después de la inhalación de gotitas infectadas por estornudos o tos, o después del contacto con superficies contaminadas con el virus.

Como responsable, asegúrese de que todos los empleados reciban gel hidroalcohólico. También provea máscaras del tipo FFP2. Actualmente existen fundamentalmente dos tipos de mascarillas. Por un lado están las mascarillas quirúrgicas, que se utilizan principalmente por los profesionales en los quirófanos, que filtran el aire que se exhala y que por tanto contienen los agentes, partículas, bacterias o virus se pueden transmitir a través de la respiración hacia otras personas que están a nuestro alrededor.

Por otro lado, las mascarillas de protección respiratoria, que filtran el aire que se inhala del exterior. Estas mascarillas retienen agentes, partículas, bacterias o virus que provienen del entorno en el que nos encontremos. Están homologadas para distintas capacidades de filtrado. Algunas incorporan una válvula de exhalación que reduce la humedad del interior, para así proporcionar más comodidad en general y en especial a la hora de respirar. Se dividen según la protección de su filtro entre:

FFP1: 78% de eficacia de filtración mínima, 22% de fuga hacia el exterior. Protege de residuos no tóxicos y no fibrogénicos de polvo o aerosoles. Impide que se inhalen estos y los olores molestos.

FFP2: 92% de eficacia de filtración mínima, 8% de fuga hacia el exterior. Igual que la anterior ofrece protección frente a residuos no tóxicos, sí frente a elementos fibrogénicos. De esta manera, impide que inhalemos fluidos tóxicos de polvo, aerosoles y humos.

FFP3: 98% de eficacia de filtración mínima, 2% de fuga hacia el exterior. Actúa contra distintos tipos venenosos y tóxicos de polvo, humo y aerosoles. Es eficaz contra bacterias, virus y esporas de hongos.

Las mascarillas quirúrgicas desechables se recomiendan sólo para personas infectadas o confinadas. Si un empleado de la empresa se ha contagiado, recuerde limpiar los locales (pisos y superficies) a fondo.

¿Y los viajes de negocios?

Si sus colaboradores tienen contactos con clientes, socios o proveedores de zonas de alto riesgo, debe promover las relaciones a distancia: intercambios telefónicos o por videoconferencia. Si usted o sus trabajadores han planeado auditorías, es mejor llevarlas a cabo a distancia. Ahora hay herramientas digitales que permiten al auditor permanecer en el lugar y guiar a un colaborador de forma remota en el lugar. Este trabajador será sus ojos y oídos. Si es esencial viajar en zonas de alto riesgo, invite a sus colegas a teletrabajar, el período de incubación del virus.

El riesgo de infección puede ser particularmente alto en entornos laborales confinados. La aplicación por parte del responsable de las normas de higiene, de protección individual, así como favorecer el uso de las herramientas digitales limita el riesgo de epidemia dentro de la empresa.

Por: Marnie Spiral, Ingeniero QHSE, especialista en temas de Salud, Seguridad y Medio Ambiente - BlueKanGo