Safetywork

Primer Encuentro Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo

  • andi1.jpg
  • andi2.jpg

Con la participación de 250 asistentes entre académicos, empresarios y miembros del Gobierno Nacional, concluyó en Cartagena el Primer Encuentro Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI). La segunda jornada fue un espacio para hablar sobre cómo las empresas están enfrentando los nuevos desafíos del mundo del trabajo a través de las experiencias de IBM Watson Health, 3M, Drummond y WayGroup; y para plantear los retos que tiene Colombia en materia de seguridad y salud en el trabajo desde la visión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El Director de la OIT para Colombia, Ítalo Cardona, enumeró los cuatro ejes sobre los que debe trabajar el país:

  1. Robustecer la información y ampliar el reporte de las pequeñas y medianas empresas para tomar mejores decisiones en política pública.
  2. Sensibilizar a una mayor parte de la población, y a quienes ingresan al mercado laboral respecto a la importancia de la salud y la seguridad en el trabajo.
  3. Usar las nuevas tecnologías para ampliar la cobertura del reporte de información y la supervisión de las prácticas.
  4. Entender este asunto como una política transversal para las empresas que debe estar liderada desde las altas direcciones.

La segunda jornada del encuentro también contó con la participación de Carlos Baena, Viceministro de Relaciones Laborales e Inspección del Ministerio de Trabajo, quien destacó los avances de Colombia en términos de seguridad y salud, así como en la generación de espacios académicos para la profesionalización de esta materia.

“Desde el Ministerio del Trabajo también hemos percibido la gran acogida que tienen los encuentros que están relacionados con este tema, que no solo es un asunto muy humano, sino que también está vinculado a lo que la OIT ha llamado trabajo decente, en donde se debe tener en cuenta la protección del ingreso, la protección social y el diálogo social”, aseguró Baena.

Las conclusiones del evento estuvieron a cargo del Vicepresidente de Asuntos Jurídicos de la ANDI, Alberto Echavarría, quien aseguró que este fue un espacio trascendental para discutir los temas de mayor importancia en esta materia y que este Encuentro Nacional deberá extenderse en el futuro a otros actores como las Entidades Prestadoras de Salud (EPS) y las Instituciones Prestadoras de Servicios (IPS). Así mismo destacó la participación de la OIT y de Fasecolda en esta primera versión.

La Encuesta fue aplicada a 139 empresas, con una nómina de $13,6 billones, que representan 16% del PIB ($157 billones en ingresos operacionales) y que suman 341.843 trabajadores. Allí se detectó que en 2018 se presentaron 1,59 casos de ausentismo laboral por cada trabajador, mostrando un incremento frente a los 1,40 casos que se registraron en 2017. Así mismo, los días de ausentismo laboral por trabajador pasaron de 8,9 en 2017 a 9,1 en 2018; y la mayoría (55,3%) de las incapacidades por enfermedad general duraron entre uno y dos días. La Encuesta también demostró que los costos asociados al ausentismo laboral pueden llegar a ser 2,30% del salario de un trabajador.

Respecto a las restricciones médicas y las reubicaciones se encontró que, por cada 1.000 trabajadores, 36 tienen alguna restricción médica y 8,5 han sido reubicados. Igualmente, el número de solicitudes ante el Ministerio del Trabajo de terminación de contrato a trabajadores con fuero de salud en 2018 ascendió a 1.621, mientras que, en 2017, este indicador era de 1.560. Entre enero y julio de este año, además, el número se ubicó en 1.242.

En ese sentido se concluyó que en promedio una empresa, por cada 1.000 trabajadores, tiene 1.590 casos de ausentismo laboral; 9.100 días perdidos por incapacidad y 36 trabajadores con restricción médica. Así mismo, los costos de ausentismo en promedio ascienden a $535 millones y los de restricciones médicas y reubicaciones laborales a $177 millones.

Fuente: ANDI