Frases

  • Sigue las instrucciones y cumple las normas. Si no las conoces pregunta. No improvises.
  • Presta atención al trabajo que realizas. La prisa es el mejor aliado del accidente.
  • Actuar de forma segura en todas las actividades de la vida debe constituirse en hábito.

¡Tenga cuidado! El trabajo nos está matando.

PRINCIPAL-ESTRES.jpg

En el mundo, un gran porcentaje de trabajadores considera que el estrés los ha enfermado y otro tanto asegura haber sido hospitalizado por causas relacionadas con el trabajo.

De hecho, las estimaciones apuntan a que el estrés está relacionado con la muerte anual de muchos trabajadores en el mundo. El sistema laboral tóxico está matando a la gente.

¿Cómo el trabajo moderno afecta a los empleados? Existe evidencia de sus efectos sobre la salud. Las largas jornadas laborales, los despidos, la falta de seguridad social, el estrés provoca una enorme inseguridad económica, conflictos familiares y enfermedades.

El trabajo se ha vuelto inhumano. Por un lado muchas empresas, se han desentendido de la responsabilidad que tienen con sus empleados. Pero también ocurre que así como crece la "economía gig" (de trabajadores independientes), también crece la inseguridad laboral.

¿Quién es responsable de este fenómeno?

En los años 50 o los 60, los directivos decían que era necesario equilibrar los intereses de los empleados, los clientes, los accionistas. Ahora todo está centrado en los accionistas.

En muchos trabajos, por ejemplo, hay una práctica muy generalizada bajo la cual trabajas, vas a tu casa a darte una ducha y regresas a la oficina. Bajo ese sistema, muchos empleados se vuelven drogadictos, porque terminan consumiendo cocaína y otras drogas para mantenerse despiertos.

¿Hay ciertos sectores más afectados?

Un empleado de una fábrica, un piloto de avión, tienen un límite máximo de horas que pueden trabajar. Pero irónicamente, en muchas de las profesiones no hay límites. La ansiedad laboral, que cada día es mayor, aumenta los niveles de cortisol. Y esta hormona, a su vez, incrementa el nivel de azúcar en la sangre. Un hecho que puede provocar diabetes, problemas cardiovasculares y otras complicaciones de salud, generalmente de tipo crónico. Estas dolencias crónicas son las que suponen un gasto más elevado en los costos de la salud.

La gente estresada tiene una mayor probabilidad de renunciar. Los empleados enfermos -psicológica o físicamente enfermos- son menos productivos. Estudios realizados en Estados Unidos y en el Reino Unido, indican que el 50% de todos los días laborales perdidos por ausentismo están relacionados con el estrés laboral.

Entonces es muy caro tener trabajadores enfermos o empleados que van a trabajar, pero con bajo rendimiento. Esto le cuesta a las empresas una fortuna.

La gente no tiene tiempo para desconectarse, para recargar pilas, y eso provoca además que no puedan dormir. Y todo eso pasa factura al estado físico y mental de las personas.

Los trabajadores, deberían cuidarse a sí mismas. Pero si un empleado reclama por mejores condiciones laborales, es muy probable que termine despedido. ¿Cómo se pueden cambiar las condiciones de trabajo?

Primero, los empleados tienen que asumir la responsabilidad de cuidar su propia salud.

Si vas a trabajar a un lugar donde no te permiten equilibrar tu vida laboral y tu vida familiar, tienes que irte. Entonces la gente contesta: "No me puedo ir". Y te ponemos un ejemplo: "Si estás en una sala y esa sala está llena de humo, intentarás salir de ahí, porque las consecuencias para tu salud serán muy severas".

En Colombia

La última encuesta sobre salud ocupacional en nuestro país fue la II Encuesta Nacional de Condiciones de Seguridad y Salud en el Trabajo (2015). Este estudio concluyó que las estadísticas sobre estrés laboral en Colombia no eran fiables en aquel entonces a causa de la tendencia a subdiagnosticarlo.

Pero, sí detectó un incremento importante (43 %) de episodios de ansiedad y depresión en el trabajo en el período 2008-2012, respecto al 2003-2007. Además, señaló una presencia significativa de factores de riesgo como la falta de claridad en las responsabilidades (74 %), trabajos monótonos y repetitivos (38,1 %), y la tendencia a mantener una misma posición durante buena parte de la jornada (42,5 %).

Está en la norma

La Ley 1562 de 2012 y la Ley 1616 de 2013 incluyen las afectaciones psicológicas dentro de los riesgos laborales y obligan a las organizaciones a cumplir con unos estándares de salud mental ocupacional. Bajo la Ley 1616, todas las organizaciones deben "generar estrategias, programas, acciones o servicios de promoción de la salud mental y prevención del trastorno mental, y deberán garantizar que sus empresas afiliadas incluyan dentro de su sistema de gestión de seguridad y salud en el trabajo, el monitoreo permanente de la exposición a factores de riesgo psicosocial en el trabajo para proteger, mejorar y recuperar la salud mental de los trabajadores".